Trucos para preparar una mudanza (2ª parte)
  • principal
  • Trucos para preparar una mudanza (2ª parte)
Trucos para preparar una mudanza_2a_parte

Trucos para preparar una mudanza (2ª parte)

Hace unos días veíamos unos sencillos trucos para prepararse para una mudanza en este post. Hoy seguimos con unas recomendaciones para facilitarte la tarea de hacer cajas, transportarlas e instalarte en tu nuevo hogar.

Consejos para hacer una mudanza:

  • Manos a la obra: ahora que ya tienes tu inventario, empieza por embalar y guardar todos aquellos objetos pequeños y agrúpalos para que no se mezclen con otros de tamaño más grande. También puedes optar por guardar primero aquellas cosas que menos vas a utilizar.
  • Sigue por los objetos medianos: libros, ropa, zapatos, pequeños electrodomésticos… Para guardar la ropa existen percheros con ruedas, y cajas especiales con barra incorporada, que te permitirán colgar tu ropa directamente con sus perchas. ¡Ahorrarás mucho tiempo!
  • Distribuye las cajas por temática o por estancia. Muy importante: anota fuera el contenido y la habitación donde van con un rotulador permanente, así todos sabréis dónde van en la futura casa. Y no cargues demasiado las cajas o después no podrás transportarlas, o incluso se pueden romper…
  • Los objetos grandes, como es muy probable que no quepan en cajas, deberán ir correctamente embalados y protegidos. Utiliza trapos y papel de embalar para proteger las esquinas.
  • Ha llegado el momento de desmontar los muebles: lo mejor es que lo hagáis entre dos o tres personas para agilizar la tarea y evitar vuelcos de estanterías altas, por ejemplo. Estos muebles serán lo primero que tendrás que subir al camión de la mudanza, así como lo primero que deberás montar en tu nuevo hogar, para que luego puedas ya colocar el contenido.
  • La nevera y el congelador: días antes de la mudanza, intenta acabar con el máximo de provisiones refrigeradas y congeladas. Para evitar que se te estropee la comida restante, te recomiendo que le pidas a algún vecino o familiar que te haga un hueco en su nevera, o que consigas una nevera portátil donde guardar lo imprescindible.
  • Para transportar todas tus cosas, lo mejor es guardar al fondo del camión aquellos muebles más resistentes y voluminosos, asegurándolos con cuerdas y sujeciones para evitar que se desplacen. Seguidamente ves rellenando los huecos sobrantes con cajas más pesadas. Por último carga los objetos más pequeños o frágiles. Sería ideal que hicieses un segundo viaje para transportar todas aquellas cosas que son delicadas: cristal, vajilla, vinilos, plantas, jarrones…
  • Al llegar a la casa nueva coloca las cajas y objetos pequeños en una habitación especialmente habilitada para almacenar todo el contenido hasta que tengas los muebles montados.
  • Una vez que tus muebles están montados en sus correspondientes estancias, ya puedes empezar a colocar el contenido de las cajas. Importante: empieza por aquellas cosas que son de primera necesidad, o sea, el contenido de la cocina y del baño. Los libros, u otros enseres que no sean imprescindibles, pueden esperar en sus cajas hasta ser colocados cuando todo lo demás esté instalado y en su sitio.

 

Otras recomendaciones complementarias:

  • Antes de ponerte a mover cajas y muebles, lo mejor es que te pongas ropa cómoda y acorde con la época del año. Si tienes problemas de espalda una faja protectora puede serte muy útil para no forzar la zona lumbar o zona superior.
  • Recuerda que no se recomienda enchufar la nevera hasta pasadas 24 horas desde que ha sido transportada.
  • Si crees que puede resultarte más cómodo para instalarte, puedes alquilar un trastero de forma provisional, por si tienes que pintar tu nueva vivienda, por ejemplo.
  • Utiliza mantas viejas para apoyar y arrastrar los muebles más pesados sin rayar el suelo.
  • Protege los marcos de las puertas, el ascensor, o aquellas zonas que estén de paso para no manchar paredes o hacer rayas en la madera al pasar.
  • Si has de cortar la calle para la mudanza, o reservar plazas de aparcamiento para el camión de mudanza, recuerda solicitar con antelación los permisos pertinentes en tu ayuntamiento. En algunos municipios estos permisos son indispensables para evitar multas por ocupar la vía pública.

 

Y hasta aquí los consejos para preparar y realizar una mudanza, espero que te haya resultado útil. Y tú, ¿tienes algún truco que quieras compartir para hacer más fácil un traslado de vivienda?

Si todavía estás en búsqueda de tu piso o casa perfecto, ponte en contacto conmigo para asesorarte.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *